For Honor es uno de los primeros títulos publicados por Ubisoft el 2017, y desarrollado por Ubisoft Montreal desde el 2015. A primera vista se podría decir que es un juego de acción, pero al poco rato es bastante reconocible que estamos en presencia más de un juego de peleas en tercera persona. el concepto es raro y la mayoría de los medios y expertos han llegado a esa conclusión, no muy convencido me dispuse a probar el juego para ver que tan cierto era esto.

Una de las cosas mas importantes del título es su sistema de juego, el llamado “Art of Battle”, este básicamente lo que hace es lockear a un oponente en un modo de duelo. Una vez que haces esto se muestra una figura sobre tu personaje y el oponente con 3 direcciones: Izquierda, Derecha y Arriba. Este es el principio y fin de todo el juego, cada una de estas posiciones determina desde donde realizas tus ataques y a su vez determina tu defensa. Los ataques pueden ser normales o fuertes, pero esto es solo el comienzo ya que es un poco más complejo (para bien), y en ese punto donde el juego muestra sus reales colores y profundidad que detallaré luego.

For Honor dispone de 3 clanes: Knights, Vikings y Samurai que dentro del universo del juego son llamados The Legion, The Warborn, y The Chosen respectivamente. Cada uno de estos clanes tiene 4 clases que tienen distintos tipos de pelea, Esto nos da un gran total de 12 tipos de “heroe”, cada uno tiene sus ventajas y debilidades además de “perks” exclusivos de la clase. A un nivel general los Knights son los personajes más balanceados de los tres, Mientras tanto Vikings están más enfocados en ataques imbloqueables y daño aumentado; Samurai en beneficios en base a reacción y recursos de combate. Cada estilo ofrece una nueva forma de jugar, lo cual dominar no es tarea fácil pero sumamente gratificante de explorar, incluso Ubisoft ya avisó que se vienen más clases en parches posteriores.

Para aclarar desde ya, el punto fuerte de For Honor está en el multiplayer. Si bien existe un modo historia, es bastante simple y sus personajes no son muy llamativos pero la gran gracia que tiene es que esta separada en tres capítulos, cada uno de estos capítulos nos adentran a cada una de las 4 clases de personajes y sus estilos de juego. El primer capítulo trata sobre los Knights, o llamados en este modo como los Knights of Blackstone. En este arco el personaje principal es el “Warden” un caballero que debido a circunstancias termina trabajando con la villana de turno “Apollyon”, al pasar algunas misiones el personaje descubre las verdaderas intenciones de Apollyon y desde ahí la historia conecta con los demás clanes. Como mencioné en un comienzo este modo más que nada nos ayuda a adentrarnos en el modo de juego y nos hace familiarizarnos con el, lo que es esencial si eventualmente pretendes jugar contra otras personas. Otro detalle importante es que cumpliendo misiones puedes ir adquiriendo armaduras y armas distintas que traen leves cambios en algunas estadísticas de tu personaje pero que en grueso es más que nada para poder customizar estéticamente. Personalmente recomiendo de todos modos pasar por este modo ya que es una iniciación necesaria para entender como funciona el juego.

Como lo había mencionado al comienzo una de las cosas mas llamativas de este juego es el sistema, el llamado “Art of Battle”. Cada vez que entramos dentro de este modo se despliega una retícula con las tres direcciones anteriormente mencionadas,esto lo haces manteniendo el botón apretado, si estas luchando contra más de un oponente puedes soltar y apretar el botón y rápidamente cambias de objetivo. Ahora, tienes ataques ligeros y fuertes los cuales puedes ir variando de dirección e incluso ir combinando, dependiendo de tu clase tienes combinaciones de distintos tipos, incluso algunas con golpes imbloqueables. De hecho el sistema no queda ahí, todos los personajes disponen de “rompe guardias” cuando te enfrentas a oponentes particularmente defensivos, “dodges” o esquivar que hechos en el tiempo correcto puedes dejar con la guardia muy abierta a oponentes que ataquen de manera descuidada e incluso puedes hacer “parrys” cuando lees ciertos patrones de ataque y así poder tomar la ofensiva, todo esto gobernado por una barra de stamina que si no tomas en cuenta puedes terminar con tu personaje exhausto y muy vulnerable a ataques.

El juego tiene una profundidad de interacciones que vuelven el combate atractivo y no lineal más cuando consideramos que cada una de las clases tiene sus propios métodos. Hay una curva de aprendizaje muy interesante y que vuelve a For Honor una experiencia atractiva sobretodo para los jugadores con espíritu competitivo, todo esto acompañado también de una zona de tutoriales donde te explican cada una de las mecánicas para entender todo.

Finalmente les comentaré sobre el multiplayer, este es similar en algunos aspectos al single player pero que por razones obvias lo hace mucho más interesante,¿qué sentido tiene todo cuando la gracia principal de estos juegos es participar en cooperación o contra oponentes humanos? acá es donde radica el real corazón de For Honor y su actual popularidad.

Existen 5 modos de juego que son:
Dominion: Modo de 4vs4 jugadores donde hay que controlar lugares específicos del mapa para ganar puntos, una vez llegado a la cuota de puntos necesarios hay que eliminar al equipo contrario, es importante mencionar que mientras peleas por los puntos puedes ser revivido por un compañero a menos que un oponente te haga un ataque especial en el momento que te mate, en ese caso tienes que esperar a revivir por tiempo aunque llega un momento en que ya no podrás revivir y tendrás que depender de tu equipo para tomar la victoria.
Brawl: Solamente combate en equipos de 2vs2, en este modo no hay recursos y está enfocado 100% en el combate.
Duel: Al igual que Brawl pero esta vez solo 1vs1, este modo lo recomiendo para jugadores que ya tienen cierto dominio del sistema de juego y con experiencia ya que puede volverse particularmente frustrante sobretodo para recién llegados.
Skirmish: En este modo de 4vs4 los jugadores eliminan tanto oponentes AI como oponentes humanos por cierta cantidad de puntos, el primero en llegar a la cantidad de puntos necesaria es el vencedor.
Elimination:Combate de 4vs4 donde el equipo que se mantenga en pie es el vencedor, acá no existe el respawn.

Todos estos modos permiten ganar “war assets” o recursos, que van en ayuda a tu clan en un mapa que se va a actualizando periódicamente. Todo el multiplayer de For Honor está pensado a largo plazo y dividido en temporadas, al terminar cada temporada recibirás premios dependiendo del rendimiento de tu clan en combate.

For Honor es una propuesta interesante por parte de Ubisoft. Las armas y los clanes se ven lo suficientemente creíbles y se nota que hay una investigación real sobre como eran las armas, armaduras y construcciones medievales. Esto queda claro en el momento de personalizar los personajes y todos los detalles hacen que puedes cambiar, nada se ve como “por defecto” o barato.

El sistema de juego es impecable, el que requiere tiempo de dominar y entender pero que a medida que te vas adentrando en sus mecánicas se vuelve sumamente entretenido y gratificante, y que a su modo es efectivamente una especie de fighting game. Hay que insistir que es muy importante que este juego pide tiempo y compromiso por completo sobretodo considerando que la mayor parte del tiempo enfrentaras personas que tendrán más de algún truco o técnica para vencerte. Esto nos lleva a entender que Ubisoft (al tiempo que muchas empresas) buscan generar más espacios para entrar en el circuito de juegos competitivos que se va refrescando cada año. En definitiva si For Honor pasé a este nivel o quede como la novedad del mes quedará exclusivamente a la merced de la comunidad que pueda lograr crear en este tiempo.

Review del Juego hecho en su versión de PS4 a partir de una copia digital facilitada por el publisher.

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here